Sin categoría

Cómo evitar la caída del pelo

Cómo evitar la caída del pelo

Para saber cómo evitar la caída del pelo, vamos a ver de dónde surge el término “alopecia”. Si queremos saber el origen de este término, deberemos realizar un viaje en el tiempo y remontarnos a los primeros años del siglo XX, donde Raymond Sabouraud, un reconocido  dermatólogo francés, quiso dar un nombre adecuado con el que definir la caida del pelo tan anormal que padecían algunos de los pacientes a los que le pasaba consulta.

Tras mucho tiempo pensando y buscando, se encontró el término griego “alopekia”, que se utilizaba en esos tiempos para referirse al proceso por el cual los zorros se les caía y cambiaba el pelo dos veces al año.

Más adelante, el término de alopecia fue aprobado por la comunidad médica para definir a lo que hoy conocemos como “la caída o pérdida excesiva o anormal de pelo, patológica o fisiológica, parcial o total, localizada o generalizada, temporal o definitiva, cualquiera que sea su causa, en zonas o regiones que de forma habitual lo tienen”.

Las principales causas de la caída del pelo

Antes de conocer las principales causas de la caída del pelo, queremos resaltar que no te tienes que alarmar si notas que se te cae un polo el pelo. Las personas perdemos aproximadamente entre 50 y 100 pelos de la cabeza al día, pero si notas que esta cifra es mayor, la caída del pelo en exceso debe ser una precaución a tener en cuenta.

La caída del pelo en exceso es un problema que afecta principalmente al hombre pero también puede afectar a mujeres y a niños en menor medida. Normalmente se presenta una pérdida gradual  o en ocasiones por zonas o total.

Hereditaria o por envejecimiento

Las personas tendemos a perder la cantidad y grosor de cabello con la edad. Esta pérdida no es causada por ninguna enfermedad, está relacionada con el envejecimiento, la genética y cambios en las hormonas.

La pérdida de cabello hereditaria o de patrón afecta mucho más a hombres que a las mujeres. La caída del pelo masculina masculina puede aparecer después de la pubertad. Al menos un 80% de los hombres mayores de 70 años de edad suelen mostrar señales de calvicie.

  • Algunas mujeres de 30 a 60 años pueden notar un adelgazamiento del cabello que afecta todo el cuero cabelludo. La pérdida de cabello puede ser abundante al principio, y luego disminuye o se detiene de manera gradual. No existe ninguna causa conocida para este tipo de efluvio telógeno.

Por estrés físico o estado emocional

Este tipo de caída que viene derivada del estrés físico o emocional se llama efluvio telógeno, una anomalía por el cual un estrés excesivo provoca que los folículos pilosos del cuero cabelludo inicien  un periodo de reposo, como consecuencia, el cabello se empieza caer y no crecer, lo que causa que la cabellera de la persona empiece a clarear, y en ocasiones de forma que en algunas zonas determinadas del cuero cabelludo es más evidente  la pérdida.

Los folículos pilosos tienen su propio ciclo de vida; fase de crecimiento, de transición, de reposo y de exclusión.

El estrés altera el porcentaje de los pelos que se encuentran en la fase de crecimiento y los sitúa en la fase telógena o de reposo.

El estrés físico o emocional puede llegar a causar la pérdida de cabello hasta la mitad e incluso en algunos casos hasta tres cuartos del cuero cabelludo. En estos casos el pelo tiende a caerse en mechones mientras se usa el champú, se peina o se pasa la mano a través del pelo.

Es posible que notar esta pérdida del cabello durante semanas o meses después del periodo de estrés, ya que el cambio del cabello disminuye durante 6 o 9 meses.Esta animalia generalmente es temporal, pero en los casos más graves puede llegar a ser crónico.

Situaciones que originan la caída de cabello:

  • Parto
  • Estrés emocional intenso
  • Dietas drásticas, especialmente las que no contienen suficiente proteína
  • Fármacos, incluso retinoides, pastillas anticonceptivas, betabloqueadores, bloqueadores de los canales del calcio, ciertos antidepresivos, AINE (incluyendo ibuprofeno)
  • Anemia
  • Enfermedades tiroideas
  • Radioterapia
  • Teñirse el pelo
  • Uso excesivo de champú y del secador
  • Cambios hormonales
  • Peinados que ponen demasiada tensión en los folículos del cabello

Consejos para evitar la caída del pelo

Evita el agua caliente

Las duchas con el agua muy caliente puede llegar a causar daños en el cuero cabelludo, ya que el agua caliente elimina los aceites naturales que produce nuestro cuerpo que ayudan a protegerlo.

Evita el aire caliente

Al usar el aire caliente debilitamos las proteínas del pelo, al calentarlo y secarlo constantemente provocaremos que se vuelva más frágil, y podemos causar la caída del pelo.

Lo mejor para el cabello es dejar que se seque solo, así conseguiremos secarlo de forma natural, sin usar el aire caliente de un secador o productos similares.

Hazte masajes

Algunos estudios han sugerido que al masajear el cuero cabelludo podemos potenciar y aumentar la densidad del cabello, al mejorar la circulación sanguínea en el cuero cabelludo y los folículos. Otro beneficio, es que el masaje puede ayudarnos a reducir los niveles de estrés, otro factor relacionado con la pérdida del cabello.

Cuida tu alimentación

Todos sabemos que tener una buena alimentación es importante y en este caso, tampoco es una excepción.

Una alimentación pobre en nutrientes,no nos ayudará para nada en nuestro cabello.

Por eso Desde Rubio Comercial te queremos recomendar algunos alimentos que son ricos en proteínas y vitaminas que te pueden ayudar:

  • Avellanas
  • Salmón
  •  Kiwi
  • Lentejas